Reseña La magia de ser Sofía (Parte 1) de Elisabet Benavent.

lamagiadesersofia

SINOPSIS:
Sofía tiene tres amores: su gata Holly,los libros y El café de Alejandría.Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.Sofia no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.Sofia experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta. Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café……o tal vez por el destino. Él se llama Héctor y está a punto de descubrir donde reside la magia.

 

 

OPINIÓN PERSONAL:

Primero me voy a confesar, soy fiel lectora de esta autora, para mí Elísabet Benavent está en un nivel superior, he leído todo lo que ha publicado, y aunque unas historias me han gustado más que otras, todas y cada una de ellas tienen algo en común, no te dejan indiferente, para mí tiene un don transmitiendo sentimientos y deja constancia de ello en cada uno de sus libros, esa forma que tiene de engancharte a sus historias y encogerte el corazón es digna de elogio.

Pero ahora vamos a la historia que nos ocupa hoy, su última publicación La magia de ser Sofía, que es la primera parte de una bilogia, de la cual ya cuento los días para que se publique el segundo, y ¿que puedo deciros de esta historia?, pues que tengo sentimientos totalmente encontrados, me ha tenido enganchada a sus páginas sin poder parar, he sentido la magia que transmite Sofía, pero por desgracia la pobre ha ido perdiendo esa magia que la caracteriza a lo largo de la historia y eso me lleva a que el personaje masculino, Héctor, me haya enfadado muchísimo, de verdad que he intentado entender sus decisiones, pero no he sido capaz, por más vueltas que le doy no lo entiendo, hacía tiempo que un personaje masculino no me ponía de tan mal humor como este, aunque supongo que en ello también radica el encanto de esta historia, sea como sea no te deja indiferente.

Sofía es una de esas personas dulces, empáticas, que te enamoran por su sencillez que ha conseguido alcanzar ese nivel de madurez en el cual se encuentra a gusto con ella misma, ha estudiado una carrera pero no la ejerce, es feliz siendo camarera, tiene unos kilos de más pero vive feliz con ellos, ha dejado atrás esa fase de inseguridades, un poco marcada por una fea ruptura y por su madre, que no deja de recordarle lo que podría haber sido su vida, en lugar de apoyar y entender su decisión que es la que la hace feliz. El Alejandría, el café donde trabaja es como su casa, y todo aquel que acude allí también se siente en casa, trata a los clientes por el nombre, conoce sus gustos, en definitiva el Alejandria es como una gran familia. Pero de pronto un día aparece Héctor, y su mundo empieza a cambiar, se vuelve a ilusionar por el amor, con él siente ese chispazo que pensaba que solo existía en las historias de los libros, pero Héctor no está libre, lleva 18 años en una relación (esto no es spoiler se sabe desde el primer momento), ha vivido todas sus primeras veces con ella, ha crecido con ella, ha madurado con ella, pero no se siente completo, esta en una situación en la que se deja llevar por la corriente y por lo que se supone que tiene que hacer después de tantos años de relación, pero no contaba con encontrarse con la magia hecha mujer, y a partir de ahí todo su mundo se tambaleará.

Se me olvida, Sofi, se me olvida ella, el trabajo, el piso, Madrid, España y el mundo. No sé qué cojones me pasa.

Benavent como siempre, nos invita a la reflexión, un viaje sobre los sueños, las expectativas, la amistad, las infidelidades y la culpa, esos remordimientos por permitirse sentir, algo que a los ojos de lo demás siempre va a estar mal, pero ¿que podemos hacer ante el amor?, ese amor de verdad que te cambia la vida, pues todo eso es lo que nos plantea la autora.

Hay batallas que tienes que perder tú solo para que la moraleja sirva de algo.

En esta ocasión no tenemos muchos personajes alrededor de la historia (como ocurre en la saga Valeria o Martina), el más relevante es Óliver, del que si vamos conociendo un poquito de su personalidad a través de los ojos de Sofía. Oliver es su mejor amigo, un casi treintañero guapísimo, que está acostumbrado a meter en su cama una chica cada día, pero que por cosas del destino recibirá una importante dosis de realidad. De este personaje me ha encantado lo protector que es con Sofía, se nota que la quiere de verdad y solo desea protegerla.

Sofi…, que lo que quieres no haga que se te olvide lo que mereces.

La narración sigue la línea de anteriores publicaciones, historia narrada en primera persona, aunque en esta ocasión con una mayor presencia de la parte masculina, el primer capítulo está narrado por Héctor, dato que nos indica la relevancia que va a tener todo lo que le rodea. Y como siempre su sello, cuando cierras el libro, sigues varios días dando vueltas a todo lo que has leído, a sus personajes, a lo que te ha transmitido y contando los días para la publicación del segundo libro.

Decir que la historia me ha gustado se queda corta, a mí personalmente, de momento puedo decir que Elísabet Benavent nunca me ha decepcionado, siempre supera todas las expectativas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s