Recomendación: Prison Break.

Hoy os traigo una nueva recomendación, pero en este caso es una serie, y como ya estamos a viernes que mejor que una buena serie para amenizar el fin de semana. Y a pesar de que es una serie antigua y que finalizó en su cuarta temporada en el año 2009, este año nos han sorprendido con el lanzamiento de una nueva temporada que constará de 9 episodios, sin duda es un maravilloso regalo para todos los fans y que está cumpliendo con todas mis expectativas.

Allá por el año 2005 se estrenaba una serie en la que todo giraba en torno a dos hermanos y una cárcel, Linc (Dominic Purcell) es condenado por un asesinato que él niega haber cometido, a la espera de la pena capital, Michael (Wentworth Miller) su hermano decide robar un banco para ser encerrado en la misma cárcel con un plan de fuga trazado y así salvarlo de ese desastroso final.

Desde el primer segundo caí rendida ante esta serie, y la seguí hasta el final, es cierto que la primera temporada es sublime, muy difícil de superar, la segunda temporada ya pierde un poco de fuelle, y es la tercera temporada en la que posiblemente se perdió un pelín la esencia, recuperándolo en una cuarta temporada que me dejó muy mal sabor de boca para que negarlo.

Y ahora en 2017, 8 años después de aquel final, nos sorprenden con este lanzamiento, yo que me considero una nostálgica de manual podéis imaginar mi emoción, hasta el momento llevo vistos los primeros cinco capítulos, los emiten en Fox cada lunes a las 22:20, y por Dios que tensión, está a la altura de aquella primera temporada en la que te quedabas desesperado esperando el siguiente capítulo, porque va ganando en intensidad a medida que avanza la trama. Volver a vivir aventuras con estos personajes es orgásmico, la inquebrantable Sarah, el loco T-Bag, el calculador Michael, el impulsivo Lincoln, el precavido Ben y la breve aparición de Sucre, vamos una delicia para todos los fans.

Y bien es cierto que muchos la tildan de demasiado fantasiosa, pero no olvidemos que es ficción y como tal muchas licencias son permitidas. Los escenarios de todas las cárceles están muy bien, esa música en la cabecera quedará asociada para siempre a la serie y me pone los pelos de punta cada vez que la escucho.

Mención especial para Wentworth Miller, mi Michael Scofield, es el alma de la serie, es calculador, siempre tramando algo, pero de vez en cuando nos deja ver su lado más sensible y son esos momentos en los que caes rendida ante él. Destacar no solo su faceta artística, desde que declaró abiertamente su homosexualidad se ha convertido en un activista por la defensa de los derechos del colectivo LGTB y se agradece que cada vez más caras conocidas normalicen estos temas para que llegue el día en el que no tengamos que luchar por sus derechos.

En definitiva, si no la visteis en su día, ahora es una buena oportunidad con su reciente nueva temporada y a los que en su día visteis las cuatro temporadas, es OBLIGATORIO ver esta quinta, hasta ahora la defino como IMPRESIONANTE.

Hasta la próxima entrada.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s